Internacionales

Áreas marinas protegidas en aguas internacionales para preservar los océanos

single-image
Generar una red de santuarios marinos que cubra el 30% en aguas de altamar es la propuesta de Greenpeace generada a partir de un informe realizado por académicos de la Universidad de York. Consideran que será más efectivas que las AMP en aguas territoriales y con menor impacto socioeconómico.
Con motivo del Día de la Tierra el 22 de abril, mucha información ha circulado sobre la salud del planeta y especialmente sobre los océanos, que cubren el 70% de su superficie. Un informe recientemente publicado por Greenpeace plantea una solución a los objetivos de sustentabilidad de la ONU para el 2030 y en resumidas cuentas propone la declaración de santuarios marinos de al menos el 30% de los océanos. Lo interesante es que no pretende que las aguas territoriales sean vedadas sino aguas internacionales que están siendo seriamente afectadas por un reducido número de países ricos.
Un estudio elaborado por un equipo liderado por la Universidad de York (Reino Unido) para Greenpeace llamado “30 x 30 Guía para proteger los océanos”, recopiló “las últimas evidencias científicas para dibujar una radiografía precisa de los océanos y subrayar la urgencia de proteger las aguas internacionales”.
La comunidad científica concluyó que es necesario declarar al menos el 30% de los océanos del mundo santuarios marinos para 2030; actualmente, menos del 3% está protegido, señala el informe que presenta estrategias para proteger toda la vida marina de alta mar.
La alta mar forma un vasto patrimonio mundial que cubre el 61% del área del océano y el 73% de su volumen; engloba, además, el 43% de la superficie de la Tierra y el 70% del espacio vital en el planeta, incluyendo tierra y mar.
La riqueza del mundo marino en aguas profundas “nada tiene que envidiar a la de las aguas costeras y de la tierra”, señalan; y agregan que es la bomba biológica del océano la que “captura el carbono en la superficie y lo almacena a gran profundidad”; si no cumpliera este rol, nuestra atmósfera contendría un 50% más de dióxido de carbono y la temperatura del planeta sería tan alta que se volvería inhabitable.
Pero las aguas de alta mar “se enfrentan a la creciente explotación por parte de un puñado de naciones ricas”, señala el informe y aclara que la pesca es la amenaza humana más antigua y una de las más graves para la vida de alta mar, junto con el calentamiento global, la acidificación de los océanos, el transporte, el ruido, la contaminación por plásticos y químicos o la minería de los fondos marinos.
Este conjunto de variantes ha sometido a la vida marina a una creciente cantidad de presión que no se puede abordar de forma aislada. Es por ello que se considera que la generación de santuarios marinos es una herramienta clave para proteger los hábitats y las especies, para reconstruir la biodiversidad oceánica, para ayudar a los ecosistemas oceánicos a recuperarse y para mantener los servicios ecosistémicos vitales.
Lo destacable de la propuesta es que da un rol protagónico a la Organización de Naciones Unidas (ONU) como el órgano clave para el establecimiento de reglas que permitan “crear y gobernar los santuarios en alta mar con un instrumento internacional legalmente vinculante” fuera de la jurisdicción nacional.
En la Conferencia Intergubernamental sobre la Protección de la Biodiversidad celebrada en 2018 la ONU comenzó a negociar “la necesidad de evaluaciones de impacto ambiental exhaustivas para las actividades en alta mar, el desarrollo de capacidades para la gestión y la conservación, el intercambio internacional de beneficios de los recursos genéticos marinos y el uso de herramientas de gestión por áreas, incluidas las áreas marinas protegidas”, que espera resolver en 2020.
Desde Greenpace sostienen que “también se debe crear un mecanismo para colmar el enorme agujero legal que se encuentra en las disposiciones del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB). La CDB está destinada a proteger la fauna del mundo, pero solo la pueden aplicar las naciones en sus propios territorios o en los buques que lleven su bandera. Eso deja a casi la mitad de la superficie del planeta completamente desprotegida”, advierten.
Los académicos que participaron del informe proponen una red que proteja aguas de alta mar y para la determinación de zonas utilizaron el mismo programa que se emplea para el diseño de redes de Áreas Marinas Protegidas llamado Marxan. Este método contempla las distribuciones de las especies y los hábitats, “al tiempo que minimiza el tamaño de la red y los costes socioeconómicos”, explican.
Para diseñar la red, se dividió la superficie de alta mar en casi 25.000 unidades de planificación, cada una con un área de 10.000 kilómetros cuadrados; se recopilaron datos biológicos, oceanográficos, biogeográficos y socioeconómicos actualizados y distribuidos a nivel mundial y se mapearon en un Sistema de Información Geográfica.
Señalan que el programa se ejecutó cientos de veces con la intención de lograr los objetivos y minimizar los costes; teniendo en cuenta los lugares que ya están protegidos y dejaron fuera de algunas ejecuciones los lugares programados para actividades de minería de los fondos marinos.
Los resultados produjeron potenciales redes de AMP diseminadas de polo a polo y en toda la extensión de los océanos, incorporando la gama completa de hábitats, especies y condiciones ambientales especificadas. A diferencia de lo que sucede con las AMP que generan islas-santuario, la propuesta de alta mar produce “redes interconectadas de protección con zonas integradas de uso e impacto humano”.
“En muchos lugares, estas redes de protección abarcan las cuencas oceánicas y están bien adaptadas para salvaguardar las especies altamente móviles y migratorias que vagan en alta mar”, indican; y sostienen que esta protección a gran escala confiere otros beneficios como “resiliencia ante unas condiciones ambientales que cambian rápidamente”.
“El mundo actual se transforma más rápido y de manera más drástica de lo que se haya visto jamás en la historia de la humanidad. Esto está provocando cambios en los rangos y en las distribuciones de las especies, lo que hace que la reestructuración de los ecosistemas y los resultados imprevistos sean altamente probables. Por tanto, diseñar redes de áreas protegidas con las condiciones actuales conlleva riesgos de fallos en el futuro”, señalan los investigadores.
A pesar de ello consideran que se deben mantener las AMP pero consideran que cumplirán su función si su existencia se complementa con una red como la diseñada, que aborda el cambio ambiental y la incertidumbre, al mismo tiempo que “aumentan las posibilidades de que las especies y los ecosistemas sobrevivan y se adapten al cambio global”.
revistapuerto

También te puede interesar

Nacionales

Hace más de diez años no se realiza una campaña de investigación de la anchoíta

single-image
La última campaña se realizó en 2008. El diagnóstico de la población se realiza mediante un modelo estadístico. De todas maneras, el Inidep lo considera un recurso “saludable”.

En términos de biomasa, la anchoíta es considerada por los investigadores el recurso pesquero de mayor importancia del Atlántico Sudoccidental; sin embargo su evaluación está emparentada a un alto nivel de incertidumbre, así lo indicó Pescare.com.ar

¿La razón? La última campaña directa de investigación sobre el stock bonaerense, ya sea por método hidroacústico como por producción diaria de huevos, se realizó en el año 2008; es decir, hace más de una década que por diversas razones el Inidep no le destina un crucero específico.

El dato se desprende del informe técnico “Diagnóstico de la población de anchoíta bonaerense (Engraulis anchoita) y estimación de captura biológicamente aceptable durante el año 2019”, al que tuvo acceso Pescare.com.ar.

Recurso “saludable”

De cualquier manera, el trabajo preparado por los científicos…

Ver más artículos
Puerto Mar del Plata

Acuerdo tras el acampe no evitó el cierre de la fábrica Roca Mare

single-image

Los obreros que reclamaban deuda a Alberto Blanco llegaron a un acuerdo y levantaron la carpa instalada frente al domicilio del empresario en el barrio San Carlos. La fábrica cerró, así lo indicó REVISTA PUERTO.

Los casi una docena de obreros del pescado que durante tres semanas acamparon frente al domicilio de Alberto Blanco en el barrio San Carlos de Mar del Plata llegaron a un acuerdo con el empresario pesquero y levantaron la protesta aunque perdieron el trabajo porque la fasonera bajó la persiana.

La solución ocurrió días pasados pero se conoció en las últimas horas. “No fue el arreglo que pretendíamos pero más no nos iba a dar”, reconoció Alejandro Mascheroni ante la consulta de REVISTA PUERTO. Es filetero y uno de los que impulsó el singular reclamo frente a la casa del empresario.

“Lo habíamos levantado al acampe porque los compañeros estaban cansados y hubo mucho desgaste, a…

Ver más artículos
Puerto Mar del Plata

Fue presentado el Observatorio de Conflictividad Pesquera en Mar del Plata

single-image

Depende de la Facultad de Humanidades y reúne a investigadores de diversas disciplinas y científicos del INIDEP que trabajan desde el Grupo de Estudios Sociales y Marítimos (Gesmar). “Queremos sacar a la pesca del lugar marginal que ocupa en la agenda pública”, dijeron sus impulsores.

La industria pesquera y portuaria en Mar del Plata ya tiene un Observatorio que monitoreará el nivel de conflictividad en este sector vital de la economía doméstica en General Pueyrredon. El Observatorio se presentó el martes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional y es un desprendimiento del Grupo de Estudios Sociales y Marítimos (Gesmar), integrado por investigadores de distintas áreas académicas e investigadores del INIDEP, así lo informó REVISTA PUERTO.

“Queremos sacar a la pesca del lugar marginal que ocupa en la agenda pública, en las producciones académicas y en los medios de comunicación”, dijo Camila Arkada en la presentación. Licenciada en Administración…

Ver más artículos
Puerto Rawson

Solicitan investigar a Prefectura Naval por hundimiento del Repunte

single-image

Solicitaron al juez Lleral que cite a declarar al personal de la PNA que recibió el “may day”. Familiares de víctimas afirman que entre ese pedido de auxilio y el arribo de ayuda pasaron cuatro horas. Podrían ser imputados por incumplimiento de deberes y abandono de persona, así lo indicó REVISTA PUERTO.

Una letrada que pertenece al estudio jurídico de Fernando Burlando interpuso ayer ante el Juzgado Federal Nº 2 de Rawson, un pedido para que se cite al personal de la Prefectura Naval Argentina que intervino tras la declaración de emergencia del buque pesquero Repunte, en junio de 2017.

En representación de familiares de tripulantes plantea investigar la cadena de responsabilidades y accionar de la fuerza de seguridad naval a partir que el barco hace el llamado emergencia, atento que a sostiene que entre el ‘may day’ y la asistencia transcurrieron cuatro horas. Fue la estación costera de Comodoro Rivadavia…

Ver más artículos
Puerto Madryn

Se busca insertar más mujeres en la pesca con capacitaciones

single-image

Andrea Calivar es marinera, perteneciente a la agrupación Marineras del Sur destacó el logro que han tenido, al ser reconocidas y tener la posibilidad de mejorar su capacitación, así lo indicó El Chubut.

“Queremos hacer hincapié en esta capacitación que se logró a través de mucho trabajo, porqué hace más de un año que se formó la agrupación con la convicción de poder darle un cambio o revertir algunas situaciones difíciles en la pesca y con todo el esfuerzo se logró una entrevista con el Gobernador y con Adrián Awstín y Noelia Corvalán también para poder tener una herramienta más nosotras las mujeres marineras, para poder tener más acceso a los barcos, tengo una continuidad laboral pero muchas de mis compañeras están sin poder navegar, no les dan oportunidades, entonces, esta capacitación es muy importante, estamos muy contentas de poder hacerla, es una capacitación que va a durar un año,…

Ver más artículos