Nacionales Pesca Pesca Ilegal

Cómo se detectan, se persiguen y se neutralizan los barcos pesqueros que roban los recursos argentinos

La Prefectura Naval Argentina es una de las cuatro fuerzas de seguridad federales del país. En los últimos años, su presencia fue más notoria por su involucramiento en la prevención del delito en algunas urbes, pero su tarea principal está en el mar.

El prefecto mayor Rodolfo Villarreal, jefe del servicio de Tráfico Marítimo, lo explica así: «La PNA es la autoridad marítima nacional por excelencia y tiene entre sus misiones la de garantizar la seguridad de la navegación, la protección marítima y ambiental, y el control ambiental marítimo, fluvial y lacustre». «Además, asume las tareas de policía auxiliar de diversos organismos, entre ellos de la subsecretaría de pesca, y es la responsable de todos los centros SAR (búsqueda y rescate) del país».

Tiene tres ámbitos de actuación. El fluvial, que comprende básicamente la hidrovía Paraná-Paraguay y el Río de la Plata, con más de 3500 kilómetros lineales de jurisdicción; los lagos interiores, que en su conjunto suman una superficie de más de 3400 kilómetros cuadrados de superficie; y el control del mar, con una superficie acuática de más de 4.800.000 kilómetros cuadrados a los que se le suman las concesiones otorgadas recientemente por la Comisión de la Plataforma Continental de Naciones Unidas.

¿Cómo se ejerce el control de la pesca ilegal? ¿Cuáles son los mecanismos para neutralizar a las flotas piratas que pretenden robar los recursos ictícolas de la Zona Económica Exclusiva Argentina?

«La Prefectura tiene una presencia permanente y efectiva en las zonas calientes de nuestro mar, que además se ve potenciada por la interacción de distintas dependencias de la fuerza. Por un lado están los buques guardacostas en el lugar, esto se ve complementado por el accionar de las aeronaves del servicio de aviación de Prefectura, el Departamento de Policía Auxiliar Pesquera y el Servicio de Tráfico marítimo, cada uno en su rol, contribuyen a la efectividad del sistema de control y al eventual abordaje y conducción a puerto de un buque infractor», introdujo Villarreal.

El patrullaje es la primera fase del operativo de control. Una vez detectado un infractor –un buque pesquero dentro de la zona- se comienzan a tomar blancos radar, es decir puntos de marcación cada 3 minutos para delimitar la trayectoria del buque sospechado de estar realizando una actividad pesquera furtiva.

Posteriormente se hace la aproximación hacia la nave y de acuerdo a lo que determina la Convención Internacional de Derecho del Mar, se inician los intentos de comunicación con el pesquero, en idioma castellano e inglés y también utilizando señales luminosas o sonoras que indican invariablemente que debe detener sus máquinas y someterse a una visita de inspección.

Procedimientos blancos

Bajo esta denominación se engloba a aquellos casos en que, al ser detectado, un buque infractor acata las órdenes de la autoridad marítima, detiene sus máquinas, inmoviliza sus artes de pesca y se somete a la inspección que una dotación de visita realizará a la nave.

La ley indica que si el infractor es sorprendido dentro de las 200 millas, todo lo que tenga en sus bodegas se presume pescado en forma ilegal. El buque es conducido a puerto, escoltado por el guardacostas y la Subsecretaría de pesca fija el valor de la multa más los gastos del operativo policial.

En el mes de febrero de 2019 el buque surcoreano «O Yang 77» fue interceptado por el GC24 «Mantilla». Su capitán acató todas las órdenes policiales, fue conducido a puerto y luego de abonar una cifra de casi $25.000.000 (entre multa, gastos operativos y valor de la carga) y de acreditar que se encontraba apto para navegar, fue liberado.

Procedimientos duros

No siempre los pescadores ilegales se rinden mansamente a los requerimientos de la autoridad marítima, muchas veces no solo intentan darse a la fuga, sino que además realizan maniobras náuticamente temerarias que ponen en peligro a la policía y al propio pesquero en infracción.

La experiencia acumulada por la Prefectura Naval Argentina luego de los 77 apresamientos que ha efectuado en los últimos años, le permitió a la fuerza elaborar un protocolo de actuación para casos de resistencia a las órdenes previas al abordaje de la nave.

En 2016, la PNA tuvo un importante logro al consolidar un leading case a nivel internacional en materia de persecución internacional de infractores.

A partir de ese antecedente, cuando se detecta un buque infractor, en lugar de ser perseguido en forma ininterrumpida, se lo denuncia ante Interpol y se libra una orden de captura internacional. Así, en el primer puerto al que la nave fugitiva arribe, deberá ser detenida por las autoridades locales y puesta a disposición de la Argentina, que determinará la multa y otras medidas judiciales.

Este fue el caso del pesquero chino «Hualy 8», que habiéndose dado a la fuga fue requerido a través de la red policial internacional y capturado en Indonesia, donde debió permanecer más de seis meses hasta que satisfizo las exigencias argentinas.

«Hace pocos días, la Prefectura persiguió al buque chino Hua Xiang 801. La nave no acató la orden de detención, lo que habilitó un procedimiento que determina la realización de disparos de advertencia que nunca apuntan al barco, son meramente intimidatorios, por encima de la estructura o a varios metros de su proa o popa. En caso de que persista la fuga, se pueden realizar disparos de invalidación, es decir, sobre partes sensibles del buque con el propósito de afectar el sistema de gobierno o propulsión y forzar la detención», detalló Villarreal.

A partir del reciente logro internacional argentino, ya no es prioritario actuar siempre sobre el casco de la nave porque las autoridades saben que una vez cursada la denuncia, será detenida en el puerto de arribo. «En la mayoría de los casos, la tripulación ni siquiera sabe lo que está pasando», explicó el prefecto.

Se instaló en la sociedad argentina que el país tiene una inmensa área marítima para proteger sus recursos y no cuenta con los medios necesarios para hacerlo. En realidad, este criterio no es una verdad absoluta, al menos no en el sentido tradicionalmente considerado. Es que luego de varios años de estudio y desarrollo, la Prefectura diseñó un sistema novedoso de monitoreo marino que va mucho más allá de los tradicionalmente conocidos como AIS y LRIT (sistemas de posicionamiento satelital que son válidos en tanto y en cuanto el buque que se quiera detectar tenga sus emisores de señal activados).

«Nos encontramos con el problema que los buques ilegales apagan sus equipos AIS y se tornan eventualmente indetectables cuando están fuera del alcance radar. Al menos eso pasaba hasta que logramos poner en servicio el llamado Programa Guardacostas. Este complejo sistema de ubicación e identificación de buques, utilizando tecnología de última generación, combina todos los tradicionales sistemas de trackeo de naves, desde los radiofónicos a los satelitales, los costeros y los de largo alcance, integrándolos a una base de datos común. Esta conjunción de tecnología y operadores nos permite obtener información precisa de una nave más allá de que tenga o no encendido su sistema satelital», explicó Villarreal.

Mientras transcurre la entrevista con Infobae, en la enorme pantalla central del cuarto de operaciones, se proyecta una imagen plana del globo terráqueo, con miles de puntos de colores. Cada punto es un buque que puede ser rastreado por la PNA.

Para el caso de los pesqueros, en color verde aparecen todos los que navegan fuera de la ZEE. Bastará que se acerquen a la zona de exclusividad para que se transformen en rojo, lo que dispara una alerta del operador de turno. El próximo paso es que un guardacostas se haga presente en el lugar.

«Cada vez más buques extranjeros saben que lo mejor que pueden hacer es no ingresar a pescar a nuestras aguas», concluye Villarreal.

Infobae

También te puede interesar

Internacionales

Tratado internacional podría afectar el desarrollo pesquero argentino

single-image

Un nuevo frente de preocupación asoma para la industria pesquera argentina y de la región, esta vez vinculado al nuevo tratado sobre biodiversidad en alta mar que se discute por estos días en Nueva York, Estados Unidos, en el marco de Naciones Unidas.

Desde la Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, explicaron que en ese foro se está debatiendo un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre conservación que podría impactar en los intereses del sector.

El presidente de la entidad empresaria, Diego García Luchetti, alertó que sin importar que la actividad pesquera ya está regulada y sometida a una gestión responsable, desarrolla una nueva gobernanza, prevaleciendo la conservación por sobre el uso sostenible de los recursos, según reseñó Pescare.com.ar.

El acuerdo se daría en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar relativo a la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de las zonas…

Ver más artículos
Pesca Sostenible

Reservas marinas, espacios naturales únicos que benefician a la pesca

single-image

Las reservas marinas pesqueras españolas cumplen 33 años y en ese período se han convertido en espacios únicos para la práctica del buceo, de la fotografía submarina o para disfrutar de su entorno privilegiado. Son un ejemplo de pesca sostenible, debido a la regeneración de especies de interés pesquero y otras, ya que su rica biodiversidad las ha convertido en un destino prioritario para los buceadores.

España cuenta con 11 reservas marinas de interés pesquero, cuyo objetivo principal es la regeneración de las especies, la preservación de la biodiversidad y la explotación sostenible. Ocho de ellas se encuentran en la zona del mediterráneo (Masía Blanca, Islas Columbretes, Isla de Tabarca, Cabo de Palos-Islas Hormigas, Cabo Tiñoso, Cabo de Gata, Isla de Alborán y Levante de Mallorca Cala Rajada) y tres en las Islas Canarias (Isla Graciosa e Islotes del norte de Lanzarote, Isla de la Palma y Punta de la…

Ver más artículos
Pesca Ilegal

Yucatán: Propondrán penas más severas contra la pesca ilegal

single-image

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Yucatán, presentará una iniciativa para incrementar las penas por el delito de pesca furtiva, ante el grave problema que aqueja a este sector.

Según Rosa Adriana Díaz Lizama, coordinadora del blanquiazul, este problema genera severas afectaciones a todos los que dependen de la pesca, por lo que afirmó que es necesario que haya sanciones para quien afecte a las especies marinas.

Apuntó que hay algunas capturas de especies o furtivismo que se da porque se consideran penas menores, entonces, “nosotros queremos volverlas penas mayores. Que sea un delito grave, que tengan mayores penas que las que hoy se tienen que son multas y apercibimientos, que ya pueda ser incluso, cárcel”.

Según la legisladora panista, actualmente existe un clamor de todo el sector para endurecer las sanciones para quienes pesquen especies como mero y pulpo fuera de temporada, situación que ha dejado…

Ver más artículos
Chubut

Repunte: pedirán el cambio de carátula a estrago doloso

single-image

Las nubes grises y el viento helado que cruzaba la plazoleta del Monumento al Pescador en el ingreso al Puerto Mar del Plata y hacia tiritar de frío a los manifestantes, impidió que este sábado familiares de las víctimas del hundimiento del pesquero Repunte e integrantes el colectivo “Ningún Hundimiento Más” animaran una nueva movilización al cumplirse 26 meses del naufragio.

Gabriela Sánchez, hermana de Gustavo Sánchez, capitán del pesquero hundido, reiteró que pedirán el cambio de carátula en la causa que tramita la Justicia Federal de Rawson, Chubut, a cargo de Gustavo Lleral, titular del Juzgado Federal 2.

“Queremos que cambie a estrago doloso, como ocurrió en Cromañón, para evitar que desliguen responsabilidades que es lo que imaginamos que intentarán hacer las autoridades de Pesca, el SIMAPE… Nosotros pensamos que fue una sumatoria de causas que permitió que el buque no pierda el permiso, se justifique la inactividad, las malas…

Ver más artículos
Chubut

Contessi prepara al “Padrino” su botadura número 131

single-image

Contessi inició la cuenta regresiva hacia su botadura número 131. En las gradas del astillero ultiman los detalles para el descenso a las aguas del “Padrino”, un buque costero que tendrá como destino el puerto de Rawson y al langostino como especie objetivo.

La ceremonia se realizará el próximo miércoles 28 de agosto, a las 15, según reseñó Pescare.com.ar. En la previa, la flamante embarcación ya fue trasladada desde la nave central hacia el varadero, donde transitará la etapa final de alistamiento.

El “Padrino” es un característico barco costero. Responde al prototipo 40AC, mide 20,95 metros de eslora y 7 de manga moldeada, con un puntal moldeado de 3,18 metros. “Es versátil, apto para realizar pesca de arrastre y media agua”, apuntan los constructores.

La firma responsable es Deseado Fish SA, armadora del buque “Deseado”. Estará preparado para desarrollar una velocidad máxima de 9 nudos a partir de un motor principal Scania DI 16…

Ver más artículos