Puerto Mar del Plata

“La crisis no es de las empresas sino del trabajador”

Julio López y José Luis Lemos son fileteros que cortan pescado para Solimeno desde la cooperativa Lobo de Mar. Analizan la coyuntura que atraviesan los obreros del pescado en Mar del Plata.
Julio López y José Luis Lemos son fileteros y amigos desde hace más de 15 años. De una época que no existe más. De cuando caminaban con las botas blancas por cualquier esquina del puerto y desde algún frigorífico los llamaban para cortar pescado.
Julio nació hace 42 años en Morteros, “la mejor ciudad de Tucumán”, aclara sin estridencias. “Joselo”, en Paraná, Entre Ríos, y es la antítesis de su amigo. Locuaz, histriónico, lleva puesta una boina blanca como marca de identidad que no se sacará en toda la charla.
Estamos en la casa de Mario Pacheco, peón de Solimeno e integrante de la ONG “Por Amor a los Niños”. Junto a un grupo de compañeros dona su tiempo y promueve acciones solidarias para mejorar la atención en la Fundación. Esta historia la reflejaremos en los próximos días.
López y Lemos trabajan en la Pyme Bahía Grande del Grupo Solimeno. La empresa agrupó también a fileteros de MDQ Irala y son 56 trabajadores que ocupan, con una irregularidad indeseada, las 80 mesas de corte que tiene el establecimiento.
“Nos conocimos cuando éramos suplentes de los fileteros que trabajaban en la cooperativa Lobo de Mar; ellos cortaban pescado para Solimeno”, cuenta Julio y explica lo de la suplencia de manera parsimoniosa.
“La empresa llamaba a trabajar a las 6 de la mañana. Pero desde las 4 ya estaba el pescado acomodado, lavado y clasificado para cortar. Nosotros íbamos a las 4 y cortábamos hasta las 6 que llegaba el titular de la mesa y nos teníamos que ir”.
“A veces nos quedábamos porque nos avisaban que uno había faltado y podíamos cortar hasta las 2 de la tarde. Otras, alguno tenía que irse a las 11 por un trámite y volvíamos a casa a las 6, tomábamos unos mates y regresábamos a esa hora para completar unos kilos. Había mucho pescado, era otro puerto, otros salarios… la gente no preguntaba cuánto costaban las cosas, las compraba directamente”, recuerda Joselo.
Con el tiempo, del banco de suplentes saltaron a una mesa titular y más tarde Solimeno los puso efectivos bajo el convenio PyME. “No hay diferencias entre uno y otro convenio cuando el ritmo de trabajo es regular, cuando trabajás todos los días de la quincena. El problema es cuando falta pescado. Desde que explotó lo del langostino cayó mucho, ya no te llaman todos los días y tampoco las 8 horas. Los primeros meses del año fueron catastróficos”, reconoce Julio.
Solimeno opera con los barcos Virgen María y Ur Ertza a merluza. A principios de año tuvieron problemas que los mantuvieron en simultáneo fuera de la zona de pesca. La empresa compraba pescado en muelle para mantener los cuchillos afilados pero no con la periodicidad que necesitaban los fileteros.
“Las crisis no son de las empresas sino de los trabajadores”, dice Joselo para explicar que la merma en la actividad del pescado fresco a partir de la migración de buques al langostino impacta en los eslabones más débiles de la cadena.
En lo que va del año han tenido una quincena donde no fueron convocados nunca y dos quincenas en las que el trabajo fue óptimo, con 13 días “largos” como dicen ellos, por las 8 horas.
“Una buena quincena son 10 días de 8 horas”, confiesa Julio, que en ese lapso puede cortar unos 280/300 kilos por día y llevarse un buen sueldo a su casa. “No quiero decirte cuánto gano en esas condiciones porque creo que es una ofensa para otros compañeros que la están pasando muy mal en otras plantas o directamente ya no trabajan en el pescado”, pide López.
Al rato Joselo dice la cifra sin querer, pero preferimos respetar la decisión del trabajador. El entrerriano se lamentaba que uno de esos días de la buena quincena había faltado y había perdido un montón de plata.
Conocen a varios compañeros que se han reconvertido a la fuerza por la falta de merluza en pintores, jardineros o choferes de remises ilegales ante la discontinuidad laboral que genera un modelo que prioriza la captura del pescado en barcos congeladores, como lo muestran las estadísticas de 2016 y 2017.
Ambos son conscientes del valor y la tranquilidad que representa trabajar en Solimeno, en relación al resto de sus compañeros. “El otro día con las elecciones del gremio tuve la oportunidad de hablar con otros compañeros y me contaban las miserias que atraviesan”, agrega el oriundo de Tucumán.
“Ojalá hubiera un poquito más de trabajo, para que llegue a las plantitas que cerraron, nuestros compañeros estarían un poco mejor. Los valores que tenemos hoy son buenos; hemos logrado que la empresa pague retroactivo del excedente. Con las paritarias que se han podido cerrar conforman un buen precio, las horas de los peones y envasadoras también, pero tiene que mejorar el trabajo. Eso hace que el salario mejore”, aporta Joselo.
La experiencia del langostino no resultó buena entre los fileteros de Solimeno. “Realizamos una prueba piloto y descabezamos varios cajones pero no nos pusimos de acuerdo con el precio”, recuerda López. Desde ese momento “Tony” vendió el resto de la carga que trajo uno de sus tangoneros y solo aportó merluza y descongeló calamar cuando cayó un poco el trabajo.
“Creo que nosotros fuimos responsables también… algunos compañeros se pensaron que era oro en polvo y salieron pidiendo cualquier cosa por el langostino,”, se ríe el entrerriano con ocurrencia, pero lamentando no haber podido trabajar el marisco.
El café terminó pero siguen recordando las épocas de bonanza, de la vitalidad que tenían las calles del puerto cuando sobraba pescado, del sacrificio que representa el trabajo, de las peñas largas de domingo que se prolongaban hasta la mesa de corte en la madrugada del lunes.
“Si hoy me dicen de volver a tener ese ritmo de trabajo creo que no estoy en condiciones… es muy duro”, dice López. Lo contradice Joselo, con una energía que desborda en la mirada y cuenta la infidencia final. “Solimeno dejó de hacer mercado interno y los días previos a Semana Santa trabajamos poco. Yo aprovecho y me voy a alguna plantita a hacer la changa”.
Fuente: Revista Puerto

También te puede interesar

Chubut

Veda por marea roja para moluscos bivalvos y gasterópodos en zonas y playas del Golfo San José

single-image

Fue tras detectar valores altos de Toxina Paralizante de Moluscos en las muestras analizadas.

La secretaría de Pesca del Chubut, a cargo de Adrián Awstin, resolvió mediante la Disposición Nº 32/19- SsP- SP, vedar todas las especies de moluscos bivalvos y gasterópodos en la totalidad de las zonas y playas del Golfo San José.

La medida se adoptó en virtud de los resultados obtenidos en los análisis de las muestras tomadas en las zonas, que arrojaron valores superiores a las 400 U.R de Toxina Paralizante de Moluscos (TPM).

Dichos límites hallados indican falta de aptitud para el consumo humano, tal y como se encuentra establecido en el Código Alimentario Argentino (C.A.A), dados los riesgos que conlleva para la salud de las personas.

Es importante destacar que la Disposición exceptúa y autoriza únicamente a los permisionarios habilitados a extraer y comercializar vieira tehuelche, conforme al cupo oportunamente establecido y exclusivamente para la elaboración del…

Ver más artículos
Nacionales

Reglamentaron el decreto 145/2019 que fijó los lineamientos para la renovación de flota

single-image

Mediante la Resolución 194/2019, el Ministerio de Producción y Trabajo junto a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación reglamentó la aplicación del decreto presidencial 145/2019, que había fijado en febrero pasado los lineamientos para la renovación de la flota pesquera, así lo indicó Pescare.com.ar

La medida fue publicada hoy en el Boletín Oficial bajo la firma del secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Guillermo Bernaudo. Los puntos más salientes están vinculados a la transferencia de los permisos y la capacidad de pesca.

Sin embargo, aún no hay señales de cómo finalmente quedará el esquema de aranceles para aquellos casos en los que el armador decida importar un barco como reemplazo de otro. El tema sigue siendo foco de diferentes miradas en la industria.

Mientras tanto, la Resolución 194/2019 establece las siguientes líneas de acción:

. Presentación para el reemplazo

Deberá efectuarse con una antelación mínima de tres meses a la fecha…

Ver más artículos
Puerto Madryn

El trámite de reemplazo de buques de Alpesca está en etapa de definición

single-image

La Fiscalía de Estado de Chubut elevó informe y la Subsecretaría de Pesca de la Nación lo giró a la asesoría legal para que emita dictamen. La autoridad de aplicación aprobaría los reemplazos que permitirían el retorno a la actividad comercial de tres fresqueros y un tangonero, así lo informó Revista Puerto.

El trámite administrativo para el reemplazo de los buques Promarsa II, Cabo Dos Bahías, Cabo Buena Esperanza y Cabo San Sebastián estaría ya en etapa de definición en el ámbito de la Subsecretaría de Pesca de la Nación. En febrero de este año, la empresa Red Chamber en su carácter de locataria de los bienes de Alpesca, y la Provincia de Chubut, legitimada con pleno derecho al uso y goce de los buques, permisos y cuotas de captura presentaron ante la autoridad nacional la solicitud de “reemplazo transitorio” de estos tres buques fresqueros de altura y un congelador…

Ver más artículos
Chubut

Por la depredación de nación cada vez se pesca menos

single-image

La temporada está en tiempo de descuento, el 15 de octubre fue la fecha límite para el despacho de buques, y este viernes 25 de octubre, todos los buques deberán salir de la ZVP dándose por cerrada la zafra de la pesquería de Pleoticus muelleri en aguas de jurisdicción nacional, de acuerdo a lo establecido por las autoridades provinciales.

Como ocurre cada año, hay algunos buques que no han completado bodegas y explorarán al norte por fuera de la zona de veda, para verificar presencia del recurso, aunque está claro que este 2019, los rendimientos han sido menores a los de años anteriores.

De acuerdo a la información publicada por la Municipalidad de Puerto Madryn, en años  pasados se han experimentado record con capturas extraordinarias, por lo tanto, » que en 2019 se haya pescado menos no representa una alarma para la pesquería»

Mal tiempo

Sumado a eso los pesqueros también se ven…

Ver más artículos
Puerto Madryn

Barcos pesqueros buscaron refugio en el Golfo Nuevo

single-image

Desde las últimas horas del domingo comenzaron a llegar al Golfo Nuevo una importante cantidad de buques pesqueros, como prolegómeno de lo que sería un fuerte temporal de viento que azota a la zona desde la madrugada del lunes, así lo informó El Chubut.

A poco de comenzada la mañana ya había 88 buques tangoneros especialmente y “están llegando más” mencionaron desde fuentes oficiales.

Al mediodía la cantidad de barcos superaba el centenar, haciendo caso de alguna manera a sugerencias que emanan desde la Prefectura Naval Argentina, que ante temporales fuertes le pide a los capitanes que busquen resguardo por razones de seguridad.

Ayer las ráfagas superaban los ochenta kilómetros por hora, con lo que “el mar estaba bravo” un poco en el golfo, pero “muy bravo” en mar abierto, donde desarrollan las tareas de pesca, en los últimos días de la zafra de langostino, que culmina este 25, con lo que…

Ver más artículos