Nacionales

Nancy Jaramillo es la primera capitana de un barco pesquero en el país

single-image

La primera capitana de un barco pesquero de la Argentina se llama Nancy Jaramillo, tiene poco más de cuarenta años y una historia digna de ser contada. Como tripulante le han corrido las mismas leyes del mar que a cualquiera: una vida sufrida lejos de la casa, llena de peligros y de ausencias en momentos importes. Pero ella además debió sumar la constante discriminación a la que fue sometida tanto arriba del barco como en tierra, informó Revista Puerto.

¿Cómo fue que llegaste a tener una vida en el mar? “Por necesidad”, me dice con su voz dulce y pausada. “A los diecisiete años fui mamá y nosotros nos habíamos criado yendo a comedores comunitarios y no quería repetir esa historia con mi hijo, quería que el pudiera sentarse en la mesa de su casa a almorzar”.

Con ese objetivo Nancy salió muy temprano a buscar un trabajo que le permitiera darle a su hijo una vida distinta, aunque eso implicara sacrificar la suya. Fue a la Armada y a la Policía pero la rechazaron porque era madre. En la Prefectura le pasó lo mismo, pero al menos le dieron la opción de hacer un curso de camarera para probar suerte y lo tomó.

Imaginarla a los dieciocho años, hace más de dos décadas, caminando el muelle en medio de la noche produce una pequeña opresión en el pecho. Si hoy la presencia de mujeres no es habitual en los barcos, mucho menos lo era en la década del noventa. Fueron años muy duros para esta jovencita, que sintió en carne propia el desprecio y la discriminación por querer hacer un trabajo digno y ofrecerle un futuro a su hijo.

Arriba del barco debió soportar muchas veces el destrato de sus compañeros. Señalarla como la culpable de que no encontraran pescado por ser mujer y traer mala suerte, era habitual. También tener que poner freno a los que pasados de copas (en esa época se permitía tomar bebidas alcohólicas) la incomodaban.

“La mejor forma que encontré de protegerme, fue pasando siempre desapercibida”. Volverse invisible podía depararle una jornada apacible, pero a veces ni siquiera eso bastaba para que la respetaran. “En algún momento también me tuve que imponer con el mismo idioma de ellos, por las malas”, dice.

Al trabajo de la cocina en el mar y a la angustia de dejar a su hijo siendo todavía un bebé, Nancy debía sumarle el esfuerzo extra que implicaba mantener el empleo en un medio que sus compañeros volvían más hostil de lo que por sí ya es. Pero lo peor era que su lucha por ser respetada no terminaba cuando bajaba del barco, porque allí la esperaban, a un costado del muelle, las mujeres de los pescadores para insultarla.

“Me decían cosas muy feas, eran tan agresivas”, cuenta Nancy y revive esos momentos oscuros. “Piensan que las mujeres que nos embarcamos somos unas… locas, por no decir otra cosa… y entonces descargaban toda su furia cunado me veían bajar. Y en entre ellas, pobrecito, estaba mi hijo que venía a buscar a su mamá”, recuerda Nancy y pasa la mano por delante de su cara como queriendo borrar de su vida ese recuerdo.

“Yo resigné la crianza de mi hijo para que no le faltara nada, me fui a trabajar y lo criaron mis padres; yo me convertí casi en una visita. A mí me apena tanto que encima, cuando por fin nos podíamos ver, tuviera que pasar por esos momentos… Tuve que pedir que no lo llevaran más. Por suerte, pese a eso que tuvo que vivir, él está orgulloso de su mamá”, dice Nancy y esboza una sonrisa que revela un orgullo mutuo.

Ella había llegado al agua para ganar dinero y veía que como marinera podía mejorar sus ingresos; decidió entonces ir a la Escuela de Pesca Luis Piedra Buena para formarse. Pero tampoco allí le fue fácil, la rechazaron y solo cuando su profesor amado, el Capitán Luis Martini intercedió, logró que la aceptaran. “Les dijo a los directivos, si ustedes no la aceptan por ser mujer, yo los denuncio”.

Nancy no solo estudió sino que fue el mejor promedio, pese a lo cual debió esperar que pasara bastante tiempo hasta que le permitieran continuar los estudios para obtener el grado de oficial. Cuando recibió un reconocimiento el Día del Trabajador en Chubut por ser la primera marinera mujer, aprovechó para pedir públicamente que se le permitiera seguir estudiando y fue su jefe en la empresa Harengus quien realizó las gestiones para que fuera aceptada.

Logró graduarse con las mejores calificaciones y siguió juntando horas de navegación, trabajando en cubierta a la par de sus compañeros. Dice que no sintió nunca agotamiento físico, que pudo soportarlo sin problemas a pesar de que todo lo debió hacerlo sola, sin que nadie le diera una mano, porque si quería estar ahí tenía que ganarse el lugar. “Le estaba robando el lugar a un hombre” es la explicación que encontró Nancy a la falta de colaboración.

Ya trabajando en la empresa Wanchese, dedicada a la captura de vieira, decidió completar los estudios para ser capitana. Otra vez se encontró con trabas pero ya no tenía veinte años y había aprendido a lidiar con los obstáculos que le imponía el hecho de ser mujer. Finalmente se recibió y fue la primera mujer egresada con ese título de la Escuela de Pesca. Otra vez con calificación excelente.

Desde hace unos años está al mando del buque Erin Bruce y lleva varios años con la misma tripulación, primero como primera oficial y luego como la máxima autoridad del barco. No fue fácil imponerse a la supremacía machista, pero hoy sin problemas se desempeña como la jefa de una dotación de hombres.

Le pregunto, ahora que logró ser capitana, que pudo ofrecerle un futuro a su hijo como quería, si se arrepiente de haber elegido una vida en el mar: “Por tener este trabajo tuve que resignar tener una vida en tierra, formar una familia porque no es fácil que un hombre quiera hacer pareja con una mujer que se va muchos meses al mar en un barco cargado de varones. Por eso digo que la discriminación fue lo que más sufrí: arriba del barco por ser mujer y abajo por ser una mujer que trabaja en un barco lleno de hombres”.

La historia de Nancy en muchos aspectos es similar a la de otras mujeres que deciden embarcarse y de las que sorprende escuchar que la situación se mantiene igual: “Lamentablemente estamos igual que hace veinte años, no cambió la situación para las mujeres en la pesca. Es necesario que los armadores cambien de mentalidad, que entiendan que las mujeres no somos un problema”.

La Armada hoy exhibe con orgullo que aumentó considerablemente la formación de mujeres y destaca que la igualdad está dando por resultado un mayor número de jefas en la fuerza. La Escuela de Pesca también se congratula de haber aumentado, después de Nancy, el número de mujeres graduadas. Pero en los muelles no ha llegado la inclusión con perspectiva de género.

“Hace poco le pedí a mis jefes que me permitieran bajarme del barco para probar en otras pesquerías como capitana y no conseguí trabajo en ningún lado. No importó mi experiencia, mis calificaciones, ni mis referencias. Soy mujer y por eso no me tomaron. Ahora sigo siendo la capitana del Erin Bruce”, concluye Nancy y opina que solo a través de un cupo femenino obligatorio se podrá cambiar la historia.

También te puede interesar

Internacionales

46 nuevos países se se suscriben la Declaración de Torremolinos contra la pesca ilegal

single-image

Un total de 46 países han firmado su adhesión a la Declaración de Torremolinos para apoyar un acuerdo sobre pesca legal y segura, en la Conferencia Ministerial de la Organización Marítima Internacional (OMI) que se celebra estos días en la ciudad del Cabo, así lo informó Europa Azul.

Se trata de un instrumento político no jurídicamente vinculante a través del cual los países se comprometen a garantizar que el Acuerdo de Ciudad del Cabo sume los respaldos necesarios para entrar en vigor el décimo aniversario de su adopción, que se cumplirá el próximo 11 de octubre de 2022.

El secretario general de la OMI, Kitack Lim; el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos; y el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, en calidad de anfitrión, actuaron de testigos y observador, respectivamente, de este importante acto promovido por la Organización Marítima Internacional para acotar la entrada en vigor de este acuerdo.

El…

Ver más artículos
Puerto Mar del Plata

Continúan las negociaciones entre dirigentes de CAIPA y el SOIP mientras demoran los subsidios

single-image

La activación de la cláusula gatillo está trabada entre CaIPA y el SOIP por el plazo del acuerdo. Intranquilidad entre los trabajadores porque no llegaron los planes acordados tras la toma en la delegación del Ministerio de Trabajo.

La negociación por la activación de la cláusula gatillo entre dirigentes de CaIPA y el SOIP pasó a un nuevo cuarto intermedio el lunes por la tarde pero no asoman señales de un pronto acuerdo a partir de la brecha que separa a ambos sectores, así lo indicó REVISTA PUERTO.

La paritaria 2019 se acordó con una actualización del 35% y luego de la devaluación y rebrote inflacionario que se desató tras el resultado de las PASO, en el gremio pidieron que se atienda la necesidad de los trabajadores para que no se siga deteriorando su poder adquisitivo.

Las charlas entre el sindicato y la cámara patronal arrancaron el mes pasado y en el…

Ver más artículos
Pesca Sostenible

Pirarucú: uno de les peces de agua dulce más grandes del mundo vuelve gracias a las técnicas de la pesca sostenible

single-image

Los programas de pesca sostenible y la colaboración de la población local han permitido recuperar las poblaciones de una especie que alcanza los tres metros de largo, así lo informó La Vanguardia.

La colaboración de las poblaciones locales en la aplicación de programas de pesca sostenible es esencial para la supervivencia de miles de especies en mareslagos ríos de todo el mundo.

En el caso del Amazonas, uno de los ejemplos más notables de pesca sostenible tiene como protagonista al pirarucú (también conocido como paiche o arapaima; de nombre científico Arapaima gigas).

Hace unos años esta especie, el segundo pez de agua dulce más grande del mundo -sólo superado por el esturión beluga-, se encontraba en peligro de extinción en diversas zona de la cuenca amazónica debido a la sobrepesca.

Los programas de pesca controlada, con vedas que facilitan la reproducción supervisadas por equipos científicos, han permitido que esta especie vuelva incluso a formar parte de las cartas de muchos restaurantes.

Ver más artículos
Internacionales

«La pérdida de vidas en la pesca es inaceptable»

single-image

La Organización Marítima Internacional llama a cubrir un vacío en seguridad laboral que dura ya más de 40 años

El Gobierno central hizo ayer un llamamiento al resto de estados para que firmen una declaración política sobre seguridad de los buques pesqueros y la pesca ilegal tras una «situación de vacío» que se prolonga ya 42 años, así lo informó La Opinión de Málaga.

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, dijo que «no hay excusas» para mantener esta situación de vacío y animó a los estados a sumarse a la Declaración de Torremolinos para apoyar la ratificación del acuerdo de Ciudad del Cabo de 2012.

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos(i), junto al secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo

Durante la apertura de la Conferencia Ministerial promovida por la Organización Marítima Internacional (OMI), que se celebra hasta mañana en…

Ver más artículos
Chubut

Fueron impuestas restricciones a determinados permisos de pesca provinciales

single-image

La Secretaría de Pesca de Chubut dictó una resolución, que fue publicada en el Boletín Oficial, por medio de la cual se imponen restricciones a determinados permisos de pesca provinciales otorgados a plantas de procesamiento de Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, así lo informó REVISTA PUERTO.

La medida determina que las empresas Ecoprom, Mar del Chubut y Red Chamber Argentina deberán explotar dichas licencias con embarcaciones que tengan puerto de asiento en la provincia y que además el personal embarcado tenga al menos tres años de residencia en Chubut.

La imposición llega a las puertas de la temporada de langostino en aguas provinciales, lo que lleva a las empresas a definir su estrategia de respuesta, que podría transitar por carriles judiciales.

Juristas sostienen que la medida presenta vicios de inconstitucionalidad, aunque un proceso de ese tipo demandaría bastante tiempo más que…

Ver más artículos