Nacionales

Nancy Jaramillo es la primera capitana de un barco pesquero en el país

single-image

La primera capitana de un barco pesquero de la Argentina se llama Nancy Jaramillo, tiene poco más de cuarenta años y una historia digna de ser contada. Como tripulante le han corrido las mismas leyes del mar que a cualquiera: una vida sufrida lejos de la casa, llena de peligros y de ausencias en momentos importes. Pero ella además debió sumar la constante discriminación a la que fue sometida tanto arriba del barco como en tierra, informó Revista Puerto.

¿Cómo fue que llegaste a tener una vida en el mar? “Por necesidad”, me dice con su voz dulce y pausada. “A los diecisiete años fui mamá y nosotros nos habíamos criado yendo a comedores comunitarios y no quería repetir esa historia con mi hijo, quería que el pudiera sentarse en la mesa de su casa a almorzar”.

Con ese objetivo Nancy salió muy temprano a buscar un trabajo que le permitiera darle a su hijo una vida distinta, aunque eso implicara sacrificar la suya. Fue a la Armada y a la Policía pero la rechazaron porque era madre. En la Prefectura le pasó lo mismo, pero al menos le dieron la opción de hacer un curso de camarera para probar suerte y lo tomó.

Imaginarla a los dieciocho años, hace más de dos décadas, caminando el muelle en medio de la noche produce una pequeña opresión en el pecho. Si hoy la presencia de mujeres no es habitual en los barcos, mucho menos lo era en la década del noventa. Fueron años muy duros para esta jovencita, que sintió en carne propia el desprecio y la discriminación por querer hacer un trabajo digno y ofrecerle un futuro a su hijo.

Arriba del barco debió soportar muchas veces el destrato de sus compañeros. Señalarla como la culpable de que no encontraran pescado por ser mujer y traer mala suerte, era habitual. También tener que poner freno a los que pasados de copas (en esa época se permitía tomar bebidas alcohólicas) la incomodaban.

“La mejor forma que encontré de protegerme, fue pasando siempre desapercibida”. Volverse invisible podía depararle una jornada apacible, pero a veces ni siquiera eso bastaba para que la respetaran. “En algún momento también me tuve que imponer con el mismo idioma de ellos, por las malas”, dice.

Al trabajo de la cocina en el mar y a la angustia de dejar a su hijo siendo todavía un bebé, Nancy debía sumarle el esfuerzo extra que implicaba mantener el empleo en un medio que sus compañeros volvían más hostil de lo que por sí ya es. Pero lo peor era que su lucha por ser respetada no terminaba cuando bajaba del barco, porque allí la esperaban, a un costado del muelle, las mujeres de los pescadores para insultarla.

“Me decían cosas muy feas, eran tan agresivas”, cuenta Nancy y revive esos momentos oscuros. “Piensan que las mujeres que nos embarcamos somos unas… locas, por no decir otra cosa… y entonces descargaban toda su furia cunado me veían bajar. Y en entre ellas, pobrecito, estaba mi hijo que venía a buscar a su mamá”, recuerda Nancy y pasa la mano por delante de su cara como queriendo borrar de su vida ese recuerdo.

“Yo resigné la crianza de mi hijo para que no le faltara nada, me fui a trabajar y lo criaron mis padres; yo me convertí casi en una visita. A mí me apena tanto que encima, cuando por fin nos podíamos ver, tuviera que pasar por esos momentos… Tuve que pedir que no lo llevaran más. Por suerte, pese a eso que tuvo que vivir, él está orgulloso de su mamá”, dice Nancy y esboza una sonrisa que revela un orgullo mutuo.

Ella había llegado al agua para ganar dinero y veía que como marinera podía mejorar sus ingresos; decidió entonces ir a la Escuela de Pesca Luis Piedra Buena para formarse. Pero tampoco allí le fue fácil, la rechazaron y solo cuando su profesor amado, el Capitán Luis Martini intercedió, logró que la aceptaran. “Les dijo a los directivos, si ustedes no la aceptan por ser mujer, yo los denuncio”.

Nancy no solo estudió sino que fue el mejor promedio, pese a lo cual debió esperar que pasara bastante tiempo hasta que le permitieran continuar los estudios para obtener el grado de oficial. Cuando recibió un reconocimiento el Día del Trabajador en Chubut por ser la primera marinera mujer, aprovechó para pedir públicamente que se le permitiera seguir estudiando y fue su jefe en la empresa Harengus quien realizó las gestiones para que fuera aceptada.

Logró graduarse con las mejores calificaciones y siguió juntando horas de navegación, trabajando en cubierta a la par de sus compañeros. Dice que no sintió nunca agotamiento físico, que pudo soportarlo sin problemas a pesar de que todo lo debió hacerlo sola, sin que nadie le diera una mano, porque si quería estar ahí tenía que ganarse el lugar. “Le estaba robando el lugar a un hombre” es la explicación que encontró Nancy a la falta de colaboración.

Ya trabajando en la empresa Wanchese, dedicada a la captura de vieira, decidió completar los estudios para ser capitana. Otra vez se encontró con trabas pero ya no tenía veinte años y había aprendido a lidiar con los obstáculos que le imponía el hecho de ser mujer. Finalmente se recibió y fue la primera mujer egresada con ese título de la Escuela de Pesca. Otra vez con calificación excelente.

Desde hace unos años está al mando del buque Erin Bruce y lleva varios años con la misma tripulación, primero como primera oficial y luego como la máxima autoridad del barco. No fue fácil imponerse a la supremacía machista, pero hoy sin problemas se desempeña como la jefa de una dotación de hombres.

Le pregunto, ahora que logró ser capitana, que pudo ofrecerle un futuro a su hijo como quería, si se arrepiente de haber elegido una vida en el mar: “Por tener este trabajo tuve que resignar tener una vida en tierra, formar una familia porque no es fácil que un hombre quiera hacer pareja con una mujer que se va muchos meses al mar en un barco cargado de varones. Por eso digo que la discriminación fue lo que más sufrí: arriba del barco por ser mujer y abajo por ser una mujer que trabaja en un barco lleno de hombres”.

La historia de Nancy en muchos aspectos es similar a la de otras mujeres que deciden embarcarse y de las que sorprende escuchar que la situación se mantiene igual: “Lamentablemente estamos igual que hace veinte años, no cambió la situación para las mujeres en la pesca. Es necesario que los armadores cambien de mentalidad, que entiendan que las mujeres no somos un problema”.

La Armada hoy exhibe con orgullo que aumentó considerablemente la formación de mujeres y destaca que la igualdad está dando por resultado un mayor número de jefas en la fuerza. La Escuela de Pesca también se congratula de haber aumentado, después de Nancy, el número de mujeres graduadas. Pero en los muelles no ha llegado la inclusión con perspectiva de género.

“Hace poco le pedí a mis jefes que me permitieran bajarme del barco para probar en otras pesquerías como capitana y no conseguí trabajo en ningún lado. No importó mi experiencia, mis calificaciones, ni mis referencias. Soy mujer y por eso no me tomaron. Ahora sigo siendo la capitana del Erin Bruce”, concluye Nancy y opina que solo a través de un cupo femenino obligatorio se podrá cambiar la historia.

También te puede interesar

Puerto Madryn

Autoridades portuarias repasaron protocolos sanitarios con representantes del Ministerio de Salud de la Nación y Prefectura en Puerto Madryn

single-image

El encuentro de trabajo se desarrolló “ante el cuadro de vigilancia epidemiológica que se está desarrollando en todo el mundo, en torno al denominado ‘Coronavirus 2019-nCoV’”.

El Gobierno del Chubut, a través de la Administración Portuaria de Puerto Madryn (APPM), informó que «con el objetivo de repasar y verificar los protocolos sanitarios vigentes ante el cuadro de vigilancia epidemiológica que se está desarrollando en todo el mundo, en torno al denominado “Coronavirus 2019-nCoV” (virus chino), autoridades portuarias de Puerto Madryn se reunieron con representantes del Ministerio de Salud de Nación y  Prefectura local».

En la reunión participó el titular de la Administración Portuaria de Puerto Madryn, Osvaldo Sala, el jefe de la Prefectura local, Miguel Ángel López, el director Operativo del puerto local, Martin Liendo, y el representante del Ministerio de Salud de Nación, a cargo de la Unidad Sanitaria de Frontera, Martin Gette.

Desde la Administración Portuaria explicaron que «el motivo…

Ver más artículos
Chubut Puerto Rawson

El Museo del Puerto de Rawson ya recibió más de 2 mil visitantes

single-image

Abre sus puertas de martes a domingo de 17 a 21 y allí se narra la historia de la actividad pesquera, sus protagonistas, y se pone en valor la gastronomía mediante la recreación de una cantina tradicional y la historia de la Fiesta Nacional de los Pescadores del Sur.

Reinaugurado el 21 de diciembre, tiene como objetivo principal homenajear a los hombres de mar que remontaron el río en busca de un lugar propicio para brindar servicios cuando el tehuelche transitaba el territorio de la cordillera a la costa. Dicho espacio nació en octubre de 2019 con un homenaje a Don Juan Iglesias.

Tiene una cronología de fotos antiguas que cuenta la historia de la relación del río con los primeros pobladores. En él hay un banner con los nombres de los marineros desaparecidos desde el 2000 y en breve se inaugurará otro con los nombres anteriores al año mencionado, así…

Ver más artículos
Nacionales

Realizaron la tradicional procesión marítima por desaparecidos y fallecidos en el mar

single-image

Presidida por el Obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, la procesión recorrió las calles del puerto de la ciudad y llegó hacia la Banquina. Fue una jornada emotiva con homenajes a los tripulantes del ARA San Juan, El Repunte, Rigel y San Antonino.

La Reina Nacional de los Pescadores, Julieta Romero, junto a sus Princesas, Dahiana Hansen y Camila Mústico acompañaron la procesión.

En el marco de la 38° Fiesta Nacional de los Pescadores, se llevaron a cabo los festejos a San Salvador, patrono de la comunidad pesquera. Cientos de fieles que se acercaron a la Parroquia La Sagrada Familia y San Luis Orione para participar de la celebración en honor al santo, recorrieron las calles del puerto escoltados por los abanderados y estandartes y acompañados por la banda de música “Santa Cecilia”, así lo informó El Retrato.

Ver más artículos
Internacionales

La aparición de restos del pesquero Rúa Mar confirma la existencia de un naufragio

single-image

La búsqueda de los seis pescadores del Rúa Mar, el pesquero con seis tripulantes que desapareció en la madrugada del pasado jueves en aguas marroquíes en el Estrecho, ha dado sus primeros frutos en la tarde de este domingo, cuando el pesquero de Barbate Siempre Virgen de Regla, uno de los que colabora en las tareas de búsqueda, ha localizado cerca de la costa de la localidad gaditana dos balsas salvavidas inflables cerradas y algunos enseres que pertenecen a la embarcación desaparecida, así lo informó Revista Europa Azul.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha anunciado esta tarde que se afianza «casi al 100% la hipótesis de que se ha producido un naufragio y, por tanto, en las próximas horas es posible que aparezcan más restos del Rúa Mar». «Los restos, primero dos bidones de aceite y después dos balsas salvavidas, han sido hallados cerca de la zona…

Ver más artículos
Internacionales

Las olas de calor marinas amenazan la biodiversidad del Mediterráneo

single-image

Las olas de calor marinas se producen durante periodos prolongados de tiempo en los que la temperatura de la superficie del mar presenta valores anómalamente altos, así lo informó The conversation.

Estos eventos extremos pueden tener efectos devastadores para la vida marina, pueden ocurrir en cualquier parte del océano y en cualquier momento.

Una de las primeras olas de calor marinas documentadas a nivel mundial fue la que ocurrió en el mar Mediterráneo en el verano del año 2003. Durante este episodio, las temperaturas de la superficie del mar fueron entre 2 y 3℃ más altas de lo habitual durante aproximadamente un mes.

Un fenómeno cada vez más frecuente

Estudios recientes han mostrado que la frecuencia y duración de las olas de calor marinas ha aumentado de forma significativa en las últimas décadas en muchas regiones del océano global.

Estos cambios suponen un riesgo creciente para los ecosistemas marinos, que se ve agudizado por otros…

Ver más artículos